REGIÓN METROPOLITANA

En la formación matutina del personal de Gendarmeria que cumple funciones en el Centro Detención Preventivo de Talagante, se dio inicio con un tiempo especial de oración y meditación de la palabra de Dios junto a los gendarmes de las distintas áreas de trabajo del penal. Fue una mañana distinta, buscando la paz de Dios y reconfortando la vida espiritual de quienes a diario deben enfrentar diferentes riesgos y ayudar a contribuir a la reinserción social de quienes se encuentran privados de libertad.

Durante la jornada de la tarde se compartió la palabra de Dios junto al equipo de profesionales que trabajan en el Centro de Apoyo para la Integración Social de Melipilla.

Compartir en....

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn